En junio de 2017, las matriculaciones de automóviles aumentaron sólo un 2,1% en toda la Unión Europea, alcanzando alrededor de 1,5 millones de unidades, según el último balance de ACEA. En términos de volumen, sin embargo, las cifras del mes pasado se acercan mucho a los de junio de 2007, justo antes de que la industria del automóvil se viera afectada por la crisis económica, marcando así el mejor rendimiento del mercado en una década.

Los resultados entre los cinco grandes mercados es bastante diversa, con Italia ( 12,9%) y España ( 6,5%) “funcionando muy bien”, de acuerdo a ACEA, mientras que el Reino Unido y Alemania reflejan descensos en sus registros (-4,8% y -3,5%, respectivamente). Cabe destacar el buen comportamiento de los nuevos estados miembros de la UE ( 12%), lo que hace una contribución significativa a los resultados de la región.

En cuanto a la primera mitad de 2017, la demanda de turismos en la Unión Europea creció un 4,7%, con más de ocho millones de nuevos vehículos registrados. Italia ( 8,9%), España ( 7,1%), Alemania ( 3,1%) y Francia ( 3%) mostraron un aumento de la demanda, mientras que el Reino Unido registró un ligero descenso (-1,3%).