Grupo Solera, matriz de Audatex, ha sido adquirido por Vista Equity Partners, quien junto a los inversores Koch Industries y Goldman Sachs & Co., son ahora poseedores del 100% de sus acciones tras el desembolso de cerca de 6.000 millones de euros.

En palabras de David Angulo, consejero de presidencia de Grupo Solera, este cambio supone de entrada un claro beneficio, pues “recuperamos la libertad y flexibilidad en nuestro día a día, siendo mucho más ágiles a la hora de introducir en el mercado soluciones e innovaciones digitales propias para beneficio de nuestros clientes”.

“La operación supone un espaldarazo a la estrategia de innovación”, expone a continuación. En este sentido, a Vista le faltaba un partner tecnológico para introducir en el sector asegurador y Solera tenía todos los mimbres necesarios para hacer realidad esa pretensión. “El entendimiento ha sido fácil porque hablamos el mismo lenguaje”.

Angulo nos recuerda que Vista tiene invertidos más de 14.000 millones de dólares (unos 12.370 millones de euros) en compañías tecnológicas.

Poco más de diez años después que Tony Aquila comenzara su negocio en un simple garaje, en la actualidad se consideran ellos mismos el Google del motor “por todo lo que facilitamos la búsqueda de información de piezas a los actores implicados en un siniestro, o bien el Microsoft por todo el software que hemos desarrollado para facilitar la vida a aseguradoras, fabricantes, talleres y peritos”.

Sin duda, los desarrollos de la industria automoción, apunta el dirigente, caminan hacia la conducción autónoma, lo que supone que el objeto del seguro va a cambiar del conductor al fabricante de las piezas. Ahí Solera mantiene una posición privilegiada debido a que cuenta con toda la información del vehículo, sus precios, tiempos de reparación,...

Angulo también expone que están trabajando en ayudar a las aseguradoras a cambiar la suscripción de sus pólizas y a hacerlo bien. De hecho, en la actualidad hay una tasa de abandono de los procesos de contratación del 50% debido a un exceso de burocracia digital.

Destaca que en 2015 se redujeron los siniestros de vehículos, lo que hace aún más importante para las aseguradoras la necesidad de rentabilidad y ahorrar costes.

Queremos, por otro lado, recordarles la curiosa historia de Tony Aquila, antiguo militar que llegó a servior en el cuerpo de Operaciones Especiales de Estados Unidos, los Navy Seal. Anteriormente nuestro protagonista pasó gran parte de su infancia en el taller de su tío en Austin (Texas).

Aquila se dio cuenta que que en la gestión de siniestros de coches había numerosas ineficiencias que acababan perjudicando a aseguradoras y clientes. Decidió entonces fundar su propia compañía, que vendió en 2001.

Cuatro años después logró reunir 200 millones de dólares (unos 185 millones de euros) para fundar Solera, grupo que en apenas once años se ha convertido en el gran referente para la gestión de siniestros entre aseguradoras de todo el planeta. No en vano, el 80% de las compañía utiliza sus aplicaciones.