El fabricante global de sistemas de automoción Continental, ha decidido en su última Asamblea General que sus objetivos futuros pasan por una movilidad más segura, más limpia y completamente interconectada.

"Se está reinventando la movilidad. Esta debe ser aún más segura, más limpia y, sobre todo, estar completamente interconectada y ser asequible para todos. Para ello se precisa de conceptos de movilidad más eficientes, inteligentes y sostenibles", apuntó el Dr. Elmar Degenhart, presidente de la Junta Directiva de Continental, en su discurso ante los accionistas. Y añadió: "Hay tres cometidos de especial importancia para nuestro negocio: conseguir un aire limpio y reducir las emisiones, lograr una mayor seguridad y cero accidentes de tráfico, así como alcanzar una movilidad interconectada y nuevos servicios. Continental contribuye de manera decisiva a estos tres aspectos y es que, junto con nuestro sector, tenemos una gran responsabilidad social en este sentido".

Mencionó la "rápida creación de nuevos productos, sistemas, funciones y soluciones para nuestros clientes" con la ayuda de la plantilla internacional de "empleados comprometidos y apasionados por su trabajo" como una fortaleza única que permitirá contribuir de forma importante al "desarrollo y bienestar social".

"El motor de combustión seguirá siendo el principal sistema de propulsión de vehículos, como mínimo, hasta el año 2020, motivo por el cual Continental trabaja en componentes clave para desarrollar transmisiones de bajo consumo y bajas emisiones". Para ello resultan fundamentales elementos tales como la inyección directa, la tecnología de turbocompresores, el postratamiento de gases de escape, una construcción ligera, la electrificación de la transmisión, la información para el conductor y la interconexión entre vehículos. "Nuestras tecnologías actuales ofrecen una reducción media del consumo de combustible del 20 %", apuntó Degenhart.

Desde el punto de vista tecnológico, la electromovilidad sin emisiones nocivas no estará lista para su lanzamiento al mercado antes de 2025. Hasta entonces se hará necesaria una solución provisional a medio camino entre el motor de combustión y el accionamiento eléctrico. En opinión de Continental, este sería el caso, por ejemplo, del "híbrido popular". Degenhart explicó: "Para ello combinamos el motor de gasolina o diésel con un motor eléctrico de pequeño tamaño. Este último reduce la carga de trabajo del motor de combustión en función de la situación de conducción. La red de a bordo disponible a tal efecto funciona con una tensión máxima de 48 voltios. El híbrido popular se puede instalar en prácticamente todas las clases de vehículos. Empezará a fabricarse en serie en Europa en 2016 y en breve también en Asia y América".

Para Continental, el objetivo de cero accidentes es un campo de actuación importante: "A diario se registran 3.300 víctimas mortales y 140.000 heridos, una cifra en nuestra opinión del todo inaceptable. Los accidentes de tráfico son al fin cosa del pasado. La tecnología necesaria ya está disponible y a día de hoy se integra completamente en el vehículo. Ahí se incluyen tanto nuestros sistemas de asistencia al conductor como nuestros neumáticos", comentó Elmar Degenhart.