En el cuarto trimestre de 2017, la demanda de vehículos de combustibles alternativos en la Unión Europea creció un 35,1% más que en el mismo periodo de 2016, según datos de ACEA. Los 227.378 vehículos de propulsión alternativa registrados representaron el 6,7% del total de ventas de turismos, mientras que los vehículos eléctricos supusieron el 1,9% de todos los automóviles vendidos en toda la UE.

Los registros de vehículos eléctricos a batería (54,8%) y los eléctricos híbridos (43,3%) presentaron el mayor crecimiento. La demanda de vehículos híbridos plug-in continuó creciendo ( 15%), aunque a un ritmo más moderado que en trimestres anteriores. El mercado de la UE para los vehículos a GLP y GNV también terminó el año con fuerza, con la demanda del 27,3% en el último trimestre de 2017.

En comparación con hace un año las ventas de vehículos de combustibles alternativos casi se duplicó en España ( 90,8%), seguido de Alemania ( 76,8%), Reino Unido ( 35,6%), Francia ( 33,4%) e Italia ( 30,7%). En el mercado italiano se benefician de la recuperación de la demanda de vehículos a GLP, al igual que en los trimestres anteriores.

En cuanto a los datos globales de 2017, se registraron en la Unión Europea un total de 852.933 vehículos de combustible alternativo, un 39,7% más en comparación con 2016. Este crecimiento fue impulsado principalmente por el segmento eléctrico híbrido ( 54,8%), seguido de los vehículos eléctricos a batería ( 39%) y otros combustibles alternativos ( 16,4%). Sin embargo, la cuota de mercado de estos vehículos sólo desempeña un papel menor en la Unión Europea, representando el 5,7% del mercado de la UE en 2017.