El fabricante de aceites de motor y aditivos Liqui Moly ha querido invertir más en publicidad para las competiciones de deporte de invierno. “Se trata de la mayor inversión que jamás hemos hecho en este área”, asegura Peter Baumann, director de Marketing en la compañía. “Acercará nuestra marca a personas que todavía no la conocen”.

Ya el invierno pasado, Liqui Moly se dejó ver en siete campeonatos del mundo. El eco que tuvo fue “francamente positivo”, según Peter Baumann. De esta forma, la empresa se anunciará en la Copa del Mundo de Esquí de fondo de la FIS, en la Copa del Mundo BMW IBSF de bobsleigh y skeleton, en el Campeonato Mundial de Esquí Nórdico y en numerosas copas del mundo de esquí alpino y saltos de esquí.

“La amplia oferta garantiza que el espectador siempre encuentra algo de su gusto”, señala Baumann, para que, de noviembre a marzo de 2017, Liqui Moly esté presente de manera ininterrumpida. “Los efectos de la parada de invierno que sufre el deporte del moto, no se nota tanto de esta forma, y así logramos que Liqui Moly se conozca más allá del deporte automovilístico”.

Las competiciones tendrán lugar en Europa (Alemania, Austria, Suiza, Eslovenia, Francia, Italia, Noruega, Suecia, Finlandia, Estonia y Rusia), América del Norte (Estados Unidos y Canadá), y Asia (Corea del Sur).