El tipo de cable utilizar a utilizar para hacer la diagnosis del vehículo, la diferencia entre la compra de un cable multimarca o varios monomarca, o los modelos que existen ahora mismo en el mercado son algunas de las respuestas que Loctite ofrece en uno de sus últimos artículos en Ruta 401.

Por una parte, se encuentran los cables de diagnosis multimarca, que sirven para una gran cantidad de marcas. Su principal desventaja es que no suelen ser tan completos como los monomarca. Entre ellos, Loctite destaca el ELM 327, que permite realizar la diagnosis básica del vehículo, analizar por módulos y eliminar fallos; y el ATS300, el mejor cable de diagnosis que existe en el mercado en relación calidad/precio.

Por otro lado, existen otros cables para marcas específicas, algunos de los cuales suelen incorporar ventajas, como la posibilidad de ofrecer distintos servicios en uno, como el BMW 3 EN 1 (Scanner 1.4 2.01 Dash 2.0). Otra marca que posee sus propios cables de diagnosis es Ford, aunque muchas japonesas también comercializan sus propios cables de diagnosis, por ejemplo, Honda con su Honda HDS Cable MINI VCI o Toyota con su TCI MINI VCI; Porsche; grupo Volkswagen, en el que se incluyen marcas como Skoda, Audi, Lamborghini o SEAT; y Opel (OPCOM).