Desde el Blog Ruta 401 profundizan en un artículo de un producto que se usa de forma habitual en el taller y cuya función tiene que ver con la adhesión y sellado de piezas. Se trata de la silicona estructural que, entre otras ventajas, presenta gran adherencia y capacidad de sellado en una gran variedad de superficies.

Puede soportar temperaturas entre -55º C y 250º C, presenta gran durabilidad, es resistente a la humedad y cuenta con una baja conductividad eléctrica. Debido a todas estas ventajas la silicona se usa de forma frecuente para la adhesión y sellado de componentes mecánicos y eléctricos: gomas, tubos, electrodomésticos, aparatos de refrigeración, vidrio, sellado y juntas en automoción, elementos eléctricos, etc.

Desde Loctite recomiendan la silicona monocomponente Loctite 5660, que reacciona a temperatura ambiente y que es capaz de trabajar en ambientes con temperaturas que van de los -55° C a 200° C. Por su parte, la gama Loctite SI 5366, SI 5367 y SI 5368 cubre una gran variedad de necesidades de adhesión, sellado y protección de componentes sujetos a vibraciones o movimientos constantes. En cuanto a Loctite SI 5399, es una silicona estructural que se emplea, generalmente, en aplicaciones de unión y sellado a altas temperaturas (hasta 350° C).