Los DS 3 y el DS 3 Cabrio que se comercializarán a partir del próximo mes de septiembre en España, incorporarán la tecnología Active City Brake -un sistema de frenado automático para optimizar la seguridad-, motores que cumplen con la normativa Euro 6 y nuevos faros delanteros que unen, en primicia mundial, las tecnologías LED y Xenón, a las que se añaden nuevos intermitentes secuenciales.

Estas ópticas confieren al DS 3 una mayor visibilidad que ofrece una claridad de iluminación excepcional y relajante, tanto en las luces cortas como en las de carretera. Gracias al empleo acumulado de 3 módulos LED y un módulo de Xenón, el flujo luminoso es potente, ancho y homogéneo, con lo que ofrece más visibilidad y confort en trayectos nocturnos. Además, permite reducir el consumo de energía un 35% en la iluminación de cruce y un 75% en la de carretera. Con una vida media de más de 20.000 horas, los LED presentan una durabilidad 20 veces superior a la de los faros halógenos.
La personalización del frontal se completa con las luces diurnas de LED en las entradas de aire delanteras, que ya son una seña de identidad del DS 3 y el DS 3 Cabrio. En la parte trasera, los DS 3 y DS 3 Cabrio se distinguen con sus pilotos traseros de LED con efecto 3D. Como rasgo novedoso, estas luces 3D cuentan con un logo DS cromado insertado en una trama DS negra grabada en relieve.
Asimismo, incorporarán nuevos motores. En diésel, llegan el BlueHDi 120 y el BlueHDi 100. Más potentes y ecológicos, están a la vanguardia de la tecnología. Ambas mecánicas disponen de un módulo SCR (Selective Catalytic Reduction), situado encima del FAP. Esta tecnología permite tratar los NOx (-90%), reduciendo al mismo tiempo las emisiones de CO2.
De este modo, el DS 3 equipal, según países, las motorizaciones diésel más limpias de su segmento: el BlueHDi 100*, el mejor de su segmento, con una versión que emite 79 g/Km de CO2, y el BlueHDi 120, que emite 94 g/Km de CO2. Además, son sobrias (3,0 l/100 Km en el BlueHDi 100 y 3,6 l/100 Km en el BlueHDi 120), y ofrecen prestaciones excepcionales.
En gasolina, el DS 3 mantiene, en algunos mercados, el propulsor "Racing" de 207 CV y el THP 155, reconocidos unánimemente por su brío y flexibilidad desde los regímenes más bajos. Cuenta además con el motor e-VTi 82 ETG, de la familia PureTech, que cumple con la reglamentación Euro 6, una mecánica económica (4,1 l/100 Km en ciclo mixto) y ecológica (95 g/Km de CO2). Esta motorización cuenta, según países, con la caja de cambios pilotada ETG (Efficient Tronic Gearbox). Este cambio de 5 velocidades dispone de una función de desplazamiento automático en maniobra, que permite una mejor dosificación, logrando arranques suaves, y una cartografía de pedal optimizada, para un mayor agrado de conducción.
Por último, el DS 3 y el DS 3 Cabrio estrenan la nueva tecnología del Grupo PSA para el frenado de emergencia en ciudad. Este sistema de frenado automático, denominado Active City Break, permite evitar choques a baja velocidad. Un sensor láser de corto alcance, situado en la parte alta del parabrisas, detecta los vehículos que circulan en el mismo sentido que el DS 3 o a aquellos que están detenidos delante de él. Si el coche se está moviendo a menos de 30 Km/h, el sensor activa el frenado automático para evitar la colisión.
Para hacer más sencillas las maniobras diarias, el DS 3 y el DS 3 Cabrio pueden equipar una cámara de marcha atrás, asociada al sistema de navegación eMyWay.