Los coches ocupan un papel destacado en la octava entrega de Fast and Furious, película que se estrena el 12 de abril en nuestro país. La trama transcurre en La Habana (Cuba), en las calles de Cleveland (Ohio, Estados Unidos) y en el hielo nórdico.

Según Dennis Mccartney, el experto que elige los vehículos que aparecen en el nuevo film, se trata de la mayor colección (y más cara) jamás usada en una película.

Muscle cars, Hot Rod's, descapotables, coupés, hyperdeportivos, coches nuevos, viejos, clásicos. Coches de Lamborghini, McLaren, Aston Martin, Ferrari, Rolls-Royce o el Nissan IDx Nismo. Según el programa TopGear de la BBC, habría unos 17 millones de euros en coches.