La Asociación de Concesionarios de Turismos, Motocicletas y Vehículos Industriales de Sevilla (Asconse), integrada en la Federación de Empresarios del Metal (Fedeme), ha puesto en marcha una campaña informativa orientada a promover los servicios posventa oficiales entre los clientes, motivada por el aumento de las revisiones y “puesta a punto” de vehículos ante los desplazamientos veraniegos.

Esta campaña, activa del 25 de mayo al 8 de junio en las principales emisoras de radio sevillanas, se reforzará a través de las redes sociales y entrevistas en diferentes medios, con el objetivo de concienciar a los consumidores sobre la garantía y confianza ofrecidas por parte de los servicios de reparación, recambios y accesorios marquistas.

La iniciativa, que representa una de las primeras líneas de actuación propuestas por la nueva presidenta de Asconse, pretende poner en valor la figura del mecánico oficial y su mejor conocimiento sobre los vehículos que comercializa la marca. Desde las redes oficiales también se están impulsando promociones específicas orientadas al mantenimiento de los vehículos más antiguos, por lo que desde Asconse se anima a los consumidores a solicitar información al respecto.

Sin embargo, desde la asociación destacan que la renovación del parque es vital, en términos de seguridad y mejora medioambiental, de ahí la importancia de la reactivación de planes de ayudas como el extinto Plan PIVE. “En sus ocho ediciones, el Plan PIVE permitió la renovación de 171.481 coches en Andalucía, permitiendo de esta forma eliminar de la circulación miles de coches más inseguros y contaminantes. Desde Asconse apelamos a la reflexión del Gobierno para la reedición de una nueva versión de este plan de ayudas que suponga un empujón a la adquisición de vehículos por parte de particulares”, apunta su presidenta Carmen Moreno González.

De momento, concluyen desde Asconse, la única “esperanza viva” del sector se concentra en el Plan Movea, de ayuda a la adquisición de vehículos de energías alternativas y la implantación de puntos de recarga de vehículos eléctricos, para el que sí se contempla una dotación económica dentro de los Presupuestos Generales del Estado (16,6 millones). No obstante, su entrada en vigor no se prevé hasta después del verano, siempre y cuando los presupuestos presentados sean respaldados.