La tecnología cada día está más introducida en nuestras vidas, nos dice un interesante artículo de motorpasion.com que les adjuntamos íntegro y cuya lectura recomendamos. Sin duda, esta tecnología es capaz de mejorar, en la mayor parte de los casos, nuestra calidad de vida.

Pese a que todavía existen personas que rechazan la electrónica, los materiales empleados (que al ser muy ligeros pueden parecer poco resistentes) y las nuevas formas trabajo, lo cierto es que el resultado final de los productos es muy satisfactorio.

Uno de los métodos de trabajo y producción de los que más se habla últimamente son los productos realizados, total o parcialmente, mediante impresoras de 3D. ¿Pero este método es viable a la hora de producir diferentes repuestos para el automóvil?

Desde unos años atrás, la impresión 3D es utilizada por arquitectos para realizar maquetas en el propio sector automotriz, también para realizar maquetas a escala y posteriormente comprobar la aerodinámica en el túnel de viento, incluso en medicina para crear prótesis o sustituir a la escayola cuando es necesario inmovilizar alguna parte del cuerpo.