Coincidiendo con el regreso de las vacaciones estivales, el 31 de agosto es el día del año que más averías mecánicas y problemas se producen en los automóviles españoles, según datos de Mapfre recogidos en el Blog de Connection Soft Service (CSS). En cuanto a su gravedad, algunas afectan al sistema eléctrico del vehículo o al motor, por ejemplo, y otras son más leves, como los problemas en el aire acondicionado.

Del total de las averías que se producen en verano, más de la mitad son causadas por la batería del coche (que está descargada o hay que cambiarla) como consecuencia, entre otros factores, del aumento de las temperaturas. Además, los problemas en el motor causan una de cada cuatro peticiones de asistencia, mientras que un 10% de los partes se debe a algún fallo en la instalación eléctrica.

Por su parte, las averías en los sistemas de transmisión y de alimentación suponen el 4,3% y el 4%, respectivamente, del total de los siniestros, mientras que los pinchazos y reventones representan sólo el 2% del total de llamadas al seguro.

Además del 31 de agosto, los días que coinciden con las operaciones salida y retorno aumentan los percances en los vehículos, derivados básicamente del incremento del número de desplazamientos y del aumento de las distancias que se realizan. Según datos de Mapfre, casi el 40% de las asistencias en carretera se registran entre junio y septiembre.