Michelin dio a conocer, en el pasado evento Movin'On 2017, su neumático concept Vision, un neumático sin aire, conectado, recargable, personalizable y bio que es, a la vez, una rueda y un neumático, desarrollado en co-construcción con los usuarios.

Bajo la dirección de su Corporate Innovation Board (CIB), el Grupo puso en marcha el proyecto Vision en primavera de 2016 con el objetivo de diseñar un neumático que proporcionase un nivel ultra alto de prestaciones medioambientales, de acuerdo con la estrategia de economía circular 4R del grupo y los valores de Michelin.

En la metodología de desarrollo de Vision se ha dado prioridad a la construcción conjunta con los usuarios. Así, Michelin encuestó a 90 personas, repartidas en cuatro paneles en todo el mundo, sobre su relación con la movilidad. Estas conversaciones permitieron identificar las grandes necesidades, que se concretaron en: más seguridad, más eficiencia y más respeto al medio ambiente.

Vision aúna cuatro innovaciones principales, aunque incorpora hasta 19 patentes:

- Un bioneumático. Creado a partir de materiales de origen biológico y biodegradables que,a la vez, minimizan la huella medioambiental.

- Un neumático impreso en 3D y recargable, según el desgaste y las necesidades de movilidad. Vision es el primer neumático en el mundo que se “recarga”. Con la ayuda de impresoras 3D, es posible depositar la cantidad justa de goma en el neumático y, así, prolongar su duración. La escultura de la banda de rodadura se optimiza en función de las necesidades de movilidad (por desgaste, condiciones meteorológicas o de la carretera) para garantizar siempre la movilidad, manteniendo siempre la triple exigencia de comodidad, seguridad y sostenibilidad. La banda de rodadura se imprime en 3D en cuestión de minutos. La profundidad se reduce también para usar menos materias primas. Además, es más ligero.

- Un neumático sin aire gracias a su arquitectura interior alveolada. Vision suprime el aire en beneficio de una estructura alveolar capaz de soportar el vehículo, asegurarla solidez de la rueda y garantizar el confort y la seguridad la conducción, así como una larga duración. Vision no puede ni reventarse ni pincharse. Esta arquitectura, basada en una estructura de alveolos, es el resultado de un proceso de modelado de vanguardia, a partir de la observación de la naturaleza (solidez en el centro, flexibilidad en la periferia).

- Un neumático conectado. Equipado con sensores, Vision informa en tiempo real sobre el estado de la banda de rodadura. Además, mediante la aplicación móvil de Michelin, es posible fijar simplemente una cita para cambiar el tipo de uso del neumático, según las necesidades. Esta modificación del uso (por ejemplo, dotarlo de prestaciones para nieve) se realiza rápidamente mediante impresión 3D.