El especialista en iluminación Philips ofrece la más completa gama de lámparas de inspección para hacer más sencillo el trabajo del profesional del taller. Las lámparas de inspección LED Philips han sido diseñadas para iluminar cada detalle, por complicada que sea la labor a realizar y el entorno de trabajo, garantizando al reparador unas condiciones de luz siempre óptimas.

La gama de lámparas de trabajo LED Philips es ahora más completa gracias a las nuevas unidades presentadas por la compañía coincidiendo con la celebración de la última edición de Automechanika Frankfurt. Entre ellas, destacan el nuevo proyector MatchLine PJH20 LED, con una amplitud de haz de 120°, y las lámparas portátiles MDLS CRI LED (360°), ambos desarrollos capaces de ofrecer una luz blanca igual a la natural, con una temperatura de color de 6.000 K.

La extraordinaria calidad de su luz no sólo favorece el trabajo en los talleres electromecánicos, evitando el riesgo de deslumbramiento, sino que convierte a ambos dispositivos en aliados de primer orden en las labores de inspección de trabajos en talleres de chapa y pintura. Y es que, gracias a ellas, el profesional dispone de una temperatura de color blanca como la luz del día, lo que contribuye a evitar el riesgo de metamerismo, es decir, cuando la diferencia de color entre la parte reparada y el resto solo es perceptible solo bajo la luz natural.

Oferta completa de lámparas de trabajo para talleres Philips

Entre la completa oferta de lámparas de inspección Philips, el profesional puede encontrar una solución acorde a sus necesidades y forma de trabajar. Desde el frontal LED de alta potencia Philips HDL10, perfecto para realizar reparaciones con las manos libres gracias a su cabezal orientable orientable 90°, un haz de luz de 50° y modalidades de luz intensa y de bajo consumo, a herramientas de inspección portátiles como Penlight Professional (130 lm), Penlight Premium (145 lm) o la nueva PEN20 de Philips, que proporciona luz blanca brillante para trabajos de inspección rápida. Equipada con una batería superior y todas las funciones esenciales de la popular lámpara Penlight Premium, la PEN20 ofrece una excelente relación calidad-precio. Con una batería aún más duradera, ofrece una luz LED de hasta 200 lúmenes, con un ángulo de 90°, y resistencia a impactos, agua y polvo mejoradas.

Por su parte, con el RCH6 Philips ofrece una luz compacta con doble función de iluminación: bolsillo y cabeza; dos modalidades, intensa y baja, que ofrecen 130 y 70 lúmenes, respectivamente; una vida útil cinco veces mayor gracias a la nueva tecnología de sus baterías, y mayor resistencia a agresiones externas.

Las lámparas RCH10, RCH21 y RCH31UV, ideales para operaciones de mayor duración y dotadas de batería recargable, o los modelos LED compactos de inspección con cable CBL10, que gracias a su luz blanca intensa (6.000 K) optimiza la claridad y la calidad de la visión, evitando la fatiga del reparador; CBL40, con luz blanca de 6.500 K. y 2 horas de uso sin cables; y CBL50, la lámpara de capó LED profesional de Philips, con una potencia lumínica de 600 lm., completan la oferta de lámparas Philips.

Más información en la web de Philips y la nueva edición 2016-2017 de su catálogo de productos.