Junto con Covestro, proveedor mundial de polímeros de alta tecnología, PPG colabora en un proyecto de coche solar que ha participado esta semana en el Bridgestone World Solar Challenge 2017 en Australia, campeonato en el que se combinan la movilidad eléctrica y la energía fotovoltaica. La combinación de ambos conduce a conceptos a movilidad aún más innovadores y sostenibles.

Para demostrar que este tipo de soluciones y son viables utilizando materiales y tecnologías de vanguardia, un equipo de medio centenar de jóvenes investigadores ha desarrollado un coche eléctrico con energía solar. Se trata de los estudiantes de la Universidad Técnica de Renania-Westfalia, a Aquisgrán (RWTH Aachen) y de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Aquisgrán que han desarrollado el proyecto 'Sonnenwagen' (“coche de sol”), con soporte técnico y de materiales de Covestro como patrocinador oro.

La compañía quiere utilizar dicho proyecto para probar recubrimientos bajo las duras condiciones climáticas que prevalecen a lo largo del recorrido de la carrera. Las temperaturas en el desierto australiano pueden elevarse hasta 45° C en octubre, con intensa radiación UV. Esta época del año también suele ver una alta concentración de partículas en el aire.

La aplicación más importante de producto en este coche es un revestimiento de poliuretano de tres capas de la marca PPG. Este sistema de recubrimiento es particularmente adecuado para recubrir partes de la carrocería realizadas de compuestos de fibra de carbono. Y es que las condiciones climáticas tienen un impacto significativo en el barniz superior.

El 'Sonnenwagen' utiliza un revestimiento de repintado para automoción innovador que contiene el endurecedor biológico Desmodur eco N 7300 de Covestro. “Alrededor del 70% de su contenido en carbono proviene de la biomasa, lo que reduce la huella ambiental alrededor del 30%”, asegura Ulf Wentzien, jefe global de Marketing Industrial de la Unidad de Negocio Coatings, Adhesives, Specialties de Covestro.

“El endurecedor biológico alcanza los estándares más altos de sostenibilidad y satisface tanto los requerimientos de nuestros clientes, como nuestros propios requisitos”, añade Ignasi Roig, EMEA product platform manager en PPG Refinish. “El revestimiento es de la misma calidad excepcional que un barniz de poliuretano con un endurecedor producido convencionalmente”.

Desde el punto de vista práctico, en el centro de formación de PPG en Hilden (Alemania), se aplicó a las piezas de la carrocería del 'Sonnenwagen' en condiciones similares a las de un taller de pintura de vehículos. El revestimiento es especialmente adecuado para una superficie tan sensible a la temperatura como la de este coche de energía solar, ya que endurece a bajas temperaturas.