El Barniz Rapid Performance D8175 de PPG Refinish es capaz de conseguir un acabado espejo en sólo cinco minutos a 60° C, o bien en 20 minutos a 40 ºC. Además de contribuir a reducir el tiempo de ciclo, la nueva tecnología de la marca consigue la igualación del color favoreciendo, a la vez, la máxima flexibilidad durante el proceso de repintado.

Gracias a la rapidez del D8175, los profesionales del repintado pueden mejorar su rentabilidad y optimizar el flujo de trabajo en el taller, además de ahorrar de energía, ya que el barniz incrementa no sólo el rendimiento de la empresa, sino que permite aumentar el número de reparaciones posibles en el taller.

Su capacidad de endurecimiento al enfriar es otro de los valores a destacar en este nuevo barniz PPG Refinish, concebido para aprovechar al máximo los tiempos sin renunciar a unas propiedades de pulido que garantizan un acabado final superior. Asimismo, destaca su facilidad de aplicación, que agiliza los procesos de reparación gracias a su versatilidad en trabajos en áreas pequeñas, verticales u horizontales y coches completos.