Hace un año, la entrada en vigor de la normativa 461/2010, que permite al usuario acudir al taller que desee sin perder la garantía, significó un impulso al sector de la automoción. Los grupos de distribución fueron los primeros en congratularse ante esta acertada medida, pero todos coinciden que debe ser el punto de partida, no el final de una trayectoria.

 

El recambio libre por supuesto que tiene competencia, asegura Dipart, aunque señala acto seguido que estamos en un mercado en el que la antigüedad del parque no deja de crecer, “algo que siempre nos beneficiará”.

Una de las voces más reconocidas es la de Alejandro Vicario, gerente de Centro Grunosur Asociados (CGA), quien considera que el recambio libre tiene dos clases de competencia. Por un lado, la externa, es decir, la procedente de los desguaces y el recambio de primer equipo. Por otro, la interna, feroz y con sus mismas armas.

Para AD Parts, todo mercado que se precie tiene competencia. “Los actores que intervienen, todos, quieren su parte y la eficacia en la gama”. El servicio, precio y demás valores añadidos se cuidan de repartirlo.

Serca Automoción, uno de los grupos más relevantes del país, subraya que la competencia no falta nunca, pues si no, “nos la haremos entre nosotros”. Una opinión pareja muestran en GrupAuto, que opta por una visión más dramática al expresar que “nuestro mercado actual es puro canibalismo”. Esta situación, prosiguen, ha provocado que la competencia propia del sector sea más intensa e incisiva, mientras la fidelización sea escasa y compartida.

Por su parte, Gecorusa apunta que existe, en cantidad y diversidad. Pero eso es bueno, es lo que nos motiva y empuja a estar constantemente ideando fórmulas que nos hagan más fuertes ante nuestros rivales. “Servicios oficiales, desguaces y productos sin homologar son claros ejemplos de que no estamos solos”, añaden.

En Pro & Car piensan que los tiempos que vivimos impulsan a la competencia, pero dependerá de cómo se hagan las cosas para garantizar la permanencia del recambio libre.

Apoyo a Ancera

Los grupos recalcan su apoyo incondicional a la labor de Ancera, fundamental en la impulsión del nuevo reglamento. Serca es de los que tiene la ideas más claras: “Debemos apoyar a nuestra asociación siempre, porque posiblemente sin ella y sin la patronal europea, Figiefa, tendríamos menos derechos de los que tenemos hoy o no podríamos vender algunos de los productos que ahora vendemos”.

Desde Dipart agradecen a Ancera y en especial a su presidente, Miguel Ángel Cuerno, todo el esfuerzo realizado para incrementar la comunicación de la nueva normativa. El propio grupo tiene previsto dedicar recursos a su divulgación.

“Las actuaciones llevadas a cabo por esta asociación son correctas, pero deben seguir trabajando en la comunicación de todas sus acciones. Y, por supuesto, contando con el apoyo de la distribución”, alertan en Cecauto. Del mismo modo, Agerauto asevera que siempre es interesante y fructífera cualquier acción que promueva nuestra asociación.

CGA nos recuerda a continuación que es Ancera la que nos representa en momentos de dificultad y actúa en consecuencia como aglutinador del mercado. Por su parte, Gecorusa menciona sus defensas constantes del sector, mediante sus CDA e iniciativas.

Finalmente, Pro & Car indica que las actuales circunstancias obligan al distribuidor a estar bien posicionado dentro del sector. La existencia de Ancera y otras asociaciones que representan los intereses de los distribuidores es imprescindible para la supervivencia y desarrollo de estos negocios, concluyen.