En un interesante artículo publicado en la versión digital de Expansión y que les adjuntamos, se cuestionan si dentro de pocos años, en 2020, se prohibirá tanto la gasolina como el diésel.

Parece muy dramático, pero eso puede empezar a ocurrir, aunque únicamente para los vehículos nuevos, apuntan. Los existentes, podrán circular hasta que les llegue su hora. Eso sí, cada vez con más restricciones.

El Ministerio Austríaco de Agricultura y Medio Ambiente está trabajando en un estudio que podría significar el principio del fin para el automóvil tradicional de motor térmico, ya sea de gasolina, gasóleo o gas natural.

No se trata de una novedad, porque en la India, Noruega y Holanda ya están considerando esa misma prohibición, aunque a partir de 2025.