La tercera entrega del programa de reportajes de Cuatro “En el punto de Mira”, emitido en la noche del 24 de enero, muestra la existencia de talleres ilegales, desguaces, centros de Inspección Técnica de Vehículos y todos los actores que conforman el mercado de venta de coches de segunda mano al margen de la ley.

Los reporteros Marta Losada, Ricardo Pardo y Mireia Llinares salen a la calle para comprobar que España tiene el parque móvil más envejecido de Europa, entre otras causas, porque la vida útil de los vehículos españoles se alarga al margen de la legislación vigente. “En El Punto de Mira” acompaña a la Guardia Civil en uno de sus seguimientos para comprobar cómo un falso mecánico comete varias irregularidades al mismo tiempo y qué riesgos entraña para los conductores.

Pero el programa también muestra una operación de la Agencia Tributaria contra 44 desguaces por vender piezas sin IVA y con poco control, además de descubrir el crecimiento imparable de los desguaces en España a través de imágenes grabadas con drones. El equipo logra contactar con Desguaces la Torre, que cuenta con una deuda con Hacienda de más de siete millones de euros.

Además, el reportaje, mediante cámaras ocultas, desenmascara a una supuesta trama de falsas inspecciones de vehículos en una ITV y desvela cómo es posible pasar la inspección de un coche de más de 20 años sobornando a un mecánico. Por 200 euros, cualquier coche puede estar en circulación, aún con las luces y los trapecios rotos.

Finalmente, las cámaras del programa grabará un mercadillo ilegal de coches de segunda mano en el que se venden vehículos viejos a bajo coste, donde la mayoría ronda los 1.000 euros. Se trata de coches vendidos por tratantes de coches que tiran los precios del mercado de segunda mano, sin un solo documento que acredite las revisiones necesarias para garantizar la seguridad de los ocupantes.