El 'Time Lapse' es una técnica que consiste en realizar un vídeo acelerado a partir de fotografías o grabaciones, lo cual crea un efecto 'stop-motion' muy curioso. Este es precisamente el método que han elegido en 'How a car works' para mostrar el desmontaje del motor de un Mazda MX-5, nos cuentan desde el Blog Ruta 401 de Loctite.

En concreto, el modelo elegido ha sido el Mazda MX-5 NB perteneciente a la segunda generación del MX-5, el cual se comenzó a fabricar en 1998. Se comercializaron versiones 1.6 y 1.8, y también ofrecía tres tipos de transmisión: una automática (4 velocidades) y dos manuales (5 y 6 velocidades).

En lo que respecta al motor usado que se ve en el vídeo, se trata de un propulsor de cuatro cilindros y 16 válvulas capaz de entregar una potencia de 115 CV. Para la realización del vídeo, se han empleado más de 2.500 fotografías.