Tri-Gen es el nombre de la estación de generación de hidrógeno que construirá Toyota, la más grande hasta el momento, con la que la multinacional japonesa busca generar energía para sus vehículos de pila de combustible. Situada en California (Estados Unidos), utilizará fuentes totalmente renovables al usar los residuos biológicos de la zona para generar agua, electricidad e hidrógeno.

Cuando esté en pleno funcionamiento en 2020, será capaz de generar unos 2,35 megavatios de electricidad diarios, el equivalente a suministrar energía a 2.350 viviendas. También será capaz de producir 1,2 toneladas de hidrógeno cada jornada, lo que serviría para que circulasen 1.500 vehículos, informa el Canal Motor de Mapfre.

La energía producida será distribuida a la sede que Toyota Logistics Services tiene en Puerto de Long Beach, de forma que las instalaciones pasarían a funcionar de manera 100% ecológica al usar solamente energía renovable.

Además de Toyota, en el proyecto Tri-Gen han participado diversas entidades, como FuelCell Energy, encargada del desarrollo, aunque también cuenta con el apoyo del Departamento de Energía de Estados Unidos y de otras organizaciones locales como la Junta de Recursos del Aire de California. Por su parte, la Universidad de California en Irvine ha sido determinante en la labor de investigación.