Toyota Gazoo Racing posiciona las actividades de deportes de motor como la base de su búsqueda para crear coches cada vez mejores. En 2018, competirá como equipo de fabricación, a nivel mundial, en el Campeonato Mundial de Rally (WRC) y el Campeonato Mundial de Resistencia (WEC), incluidas las 24 Horas de Le Mans, mientras que a nivel nacional lo hará en el Campeonato de Rally japonés, entre otras.

El año pasado, Toyota Gazoo Racing anunció nueve modelos y once tipos en su serie GR, que incorporan tecnologías y conocimiento extraídos de las actividades de automovilismo. Además, como lo demostró el GR Super Sport Concept presentado en el Salón del Automóvil de Tokio 2018 en enero, Toyota se está involucrando en lo que es para la compañía un concepto completamente nuevo de crear coches deportivos comerciales basados en sus vehículos de carreras.

El coche, con el que Fernando Alonso intentará ganar las 24 Horas de Le Mans, es el TS050 Hybrid que ya cuenta con la decoración definitiva que lucirá en todas las pruebas del Campeonato Mundial de Resistencia 2018-2019. Habrá que esperar a los test oficiales de pretemporada, conocidos como 'Prologue' (previstos para el 6 de abril), para recabar los detalles técnicos definitivos del coche de 2018, aunque Toyota ya ha anunciado que tendrá mejoras en la fiabilidad del motor térmico y del conjunto híbrido.

El tren motriz THS-R (Toyota Hybrid System-Racing), desarrollado en el Centro Técnico Toyota Higashifuji en Japón, no sólo sigue el sistema de tracción / regeneración de cuatro ruedas existente, sino que también mejora la confiabilidad del motor, motores eléctricos / generadores y baterías. El TS050 Hybrid cuenta con motor híbrido delantero de Aisin AW y motor híbrido trasero de Denso, y estará equipado con neumáticos Michelin.