El vehículo submarino que el agente James Bond utilizó para escapar en una escena de la película "La espía que me amó" alcanzó 550.000 libras (643.500 euros) en una subasta en Londres, informó hoy la firma RM Auctions. Se trata del vehículo "Lotus Esprit" modificado, ya que no tiene ruedas y sólo podría utilizarse bajo el agua. Después de la película, fue presentado en varias ferias del motor y fue conservado en Nueva York.

El coche, también llamado "Wet Nellie", fue diseñado para una escena bajo el agua cuando el agente 007, interpretado por el actor Roger Moore, escapa de una persecución en un automóvil junto a la espía rusa Ana Amasova, personaje que encarnó Barbara Bach. Tras caer el coche al mar desde un muelle, la escena del filme de 1977 muestra cómo el vehículo se convierte en un coche submarino, aunque en realidad son dos distintos.
El portavoz de la casa de subastas RM Auctions, Peter Haynes, expresó su satisfacción con la venta, si bien señaló que el coche se vendió por debajo del precio estimado -de entre 650.000 y 950.000 libras (entre 760.000 y 1.111.500 euros)- .