Belron es la mayor empresa mundial especializada en la reparación y sustitución de lunas de automóvil y tiene más de 25.600 empleados, de los cuales 17.000 tienen contacto directo con el cliente, incluyendo técnicos. Además, opera en más de 30 países de los cinco continentes.

La firma, por otra parte, sigue reforzando y ampliando su negocio continuamente, y recientemente ha realizado adquisiciones en Alemania y Holanda, donde sus operaciones forman parte de la marca Carglass.

En 2015, el grupo generó unos ingresos de 3.161 millones de euros y dio servicio a 11 millones de automovilistas. Hoy en día es el único especialista en reparación y sustitución de lunas de automóvil que funciona a escala realmente mundial.

La especialidad de Belron es una, la de reparar lunas de automóvil dañadas a través de sus empresas de todo el mundo. Al tener este enfoque tan claro, puede concentrar todas sus energías y conocimientos y toda su investigación en prestar el mejor servicio a sus clientes. No en vano, la compañía se enorgullece de proporcionar un servicio al cliente de fama mundial.

La visión de las empresas que componen el Grupo Belron es la de convertirse en la elección natural en todo el mundo en cuanto a la reparación y sustitución de lunas de automóvil y su estrategia consiste en conseguir crecer de manera responsable guiándose por sus principios básicos: integridad, respeto y confianza.

Teniendo en cuenta estos principios, reconocen el impacto que este sector tiene sobre el medio ambiente y, por esta razón, ponen un gran empeño en minimizarlo. Siempre que sea posible, en Belron reparan la luna en lugar de sustituirla, lo que conlleva una huella de carbono unas 10 veces menor que la que se produce con la sustitución de la misma.

Una parte importante del negocio de Belron consiste en atender a titulares de pólizas de seguros, razón por la cual han desarrollado un sistema único que permite eliminar el papeleo de solicitud de indemnizaciones. Con ello se reducen los costes de administración y se garantiza al titular de la póliza una experiencia muy positiva en la tramitación de la indemnización.

Gracias a su esfuerzo por innovar constantemente y como resultado de su compromiso por prestar un servicio al cliente de categoría mundial, las aseguradoras con las que trabajan se benefician de una gran retención de sus clientes.