El número de paradas no planificadas en camiones se puede reducir en un 80% si los vehículos se mantienen conectados a su servicio posventa, revela un estudio realizado por Volvo Trucks a lo largo de cinco años en un total de 3.500 vehículos.

 

En este sentido, desde la compañía sueca, cuyo objetivo es también fidelizar a sus clientes en la posventa, avanzan que la clave está en la conectividad de los camiones, “un sistema que cambia completamente la forma de trabajar con el mantenimiento preventivo”.

Dado que la industria del transporte trabaja con márgenes muy reducidos, una parada no planificada puede hacer mucho daño a una empresa de transporte. Por lo tanto, tenemos que mejorar en comprender por qué ocurren estas paradas y ayudar así a nuestros clientes y conductores, que al reducirlas mejorarán su productividad y por tanto su rentabilidad”, afirme Hayder Wokil, Director Quality and Uptime, Volvo Trucks.

El objetivo final de este constructor pasa por lograr en un futuro cero paradas imprevistas, y esto no será posible si los vehículos no se mantienen conectados al servicio posventa, un campo en el que reconocen que todavía queda camino por recorrer en la relación entre transportistas y fabricantes, si bien a nivel tecnológico los modelos FH, FM y FMX ya permiten esta posibilidad.