La vida útil aproximada de las baterías, según datos de los fabricantes, se encuentra en torno los cuatro o cinco años. No obstante, esta duración puede verse afectada según el tipo de conducción, el número de arranques y el estado del vehículo. La batería es el corazón del sistema eléctrico del vehículo, alimenta todos los componentes eléctricos (faros, alarmas, GPS, radio…) y de su buen estado depende el correcto funcionamiento de todos los componentes electrónicos (faros, alarmas, GPS, radio, dirección ABD, sistemas de control de tracción…).

Es un acumulador de energía que proporciona la electricidad necesaria para efectuar el arranque del motor de combustión y suministrar energía a todos los consumidores del automóvil. Por eso es importante elegir la batería idónea para nuestro vehículo y realizar un adecuado mantenimiento preventivo.

Cada vez es más necesario contar con un profesional para sustituir la batería de nuestro vehículo, por un lado por la complejidad que supone el cambio, para el que necesitamos herramientas de diagnosis especiales, y por otro por la complejidad, también, que supone la elección de la batería correcta.

Cuando elegimos una batería para nuestro vehículo no sólo debemos seleccionar el tamaño correcto. Las prestaciones eléctricas adecuadas -capacidad (Ah)-, potencia de arranque en frío, CCA, polaridad... también son importantes, pero hoy en día ha cobrado especial importancia “la tecnología de la batería”. Los nuevos vehículos, híbridos y microhíbridos, requieren baterías de características especiales que permitan muchos ciclos de arranque/carga seguidos sin deteriorarse de manera prematura. Ahorrarnos unos euros en la batería eligiendo, por precio, una no adecuada para nuestro vehículo puede generar averías y costes adicionales en el medio plazo. Por otro lado, la calidad de los componentes y de los materiales utilizados para su fabricación determinan las ventajas y las diferencias entre baterías.

Y para evitar sorpresas, el mantenimiento preventivo de la batería es fundamental. Cuando acudas a tu taller de confianza, no dudes en solicitar una revisión del estado de la batería. Recuerda: la batería es un componente fundamental para el funcionamiento del vehículo. Resulta imprescindible su mantenimiento preventivo, especialmente durante los meses más fríos del año. En el momento de su sustitución debes tener en cuenta que, dependiendo de la tecnología que incorpore el vehículo, necesitarás un asesoramiento profesional. Por ello, te recomendamos que, tanto para la elección como para el mantenimiento de la batería, acudas siempre a tu taller de confianza, que te aconsejará el cambio por una batería de calidad y adecuada a las necesidades de tu vehículo.