La tecnología Matrix LED de Audi divide las luces LED en un numeroso conjunto de pequeños diodos individuales que funcionan junto a lentes o reflectores conectados en serie. Gestionados por una unidad de control, cada uno de estos diodos se activa, desactiva o atenúa de forma individual de acuerdo con la situación. Esto significa que proporcionan siempre una iluminación de alta precisión y abarcan el máximo campo de visión posible.


En el nuevo Audi A8, cada faro estará compuesto por 25 diodos dispuestos en grupos de cinco por cada reflector. Los faros Matrix LED producen una calidad de luz que se caracteriza por un brillo cristalino especial. Durante el día también destacan por su aspecto atractivo y distintivo, que se ve reforzado por la nueva apariencia de las luces de circulación diurna. En cuanto la cámara de vídeo instalada en el Audi A8 detecta vehículos aproximándose en sentido contrario, los faros Matrix LED de Audi atenúan las secciones pertinentes de las luces largas para evitar el deslumbramiento.
El sistema funciona con tal precisión que hace descender la potencia de iluminación que directamente deslumbraría a los vehículos que se aproximan de frente o los que circulan por delante, pero sigue proyectando el haz de luz larga con toda su potencia sobre todas las demás zonas, entre y al lado de ellos.
Cuanto más se aproxima un vehículo, más diodos se atenúan o se desactivan por completo. Cuando no hay más tráfico circulando en sentido contrario, las luces largas alcanzan de nuevo su máxima potencia, incluyendo aquellas secciones de diodos que previamente se habían desactivado. El haz de luz que percibe el conductor es siempre brillante, homogéneo y mucho más efectivo que el que producen los sistemas mecánicos de algunos competidores.
Una de las funciones de seguridad que permiten los faros en el nuevo Audi A8 se basa en lo que se conoce como marcadores o balizas, que se combina con el asistente de visión nocturna opcional para identificar a los peatones. Cuando se detecta a una persona en la zona crítica por delante del vehículo, unos LEDs individuales proyectan tres destellos luminosos en rápida sucesión, alertando así tanto al peatón como al conductor. Los diodos emisores de luz de los nuevos faros Matrix LED de Audi también realizan la función de luz de giro, poniendo mayor énfasis en el haz de luz en la dirección de la curva. Por medio de los datos de ruta suministrados por el sistema de navegación MMI navegacion plus, lo hacen incluso antes de que el conductor tenga que girar el volante. Otra de las funciones en el nuevo Audi A8 son los intermitentes dinámicos: los LEDs en los intermitentes parpadean por bloques en intervalos de 150 milisegundos, activándose en la dirección en la que el conductor ha indicado su intención de girar.