El punto de referencia más importante en el tráfico vial es el vehículo precedente. ¿A qué distancia se encuentra y a qué velocidad circula? El conductor solo puede calcular estos datos de forma aproximada, pero los sensores de radar los miden con total exactitud hasta 20 veces por segundo.

Estos sensores mantienen automáticamente la distancia de seguridad previamente preseleccionada y, en situaciones críticas, avisan al conductor y frenan el vehículo automáticamente.

Bosch acaba de alcanzar la cifra de un millón de sensores de radar de 77 GHz de banda de frecuencia fabricados, trece años después de su lanzamiento. La firma alemana, como desarrollador y fabricante, confía en alcanzar en tan solo un año el segundo millón.

"Los sistemas de asistencia al conductor vivirán en los próximos años un boom importante", asegura Wolf-Henning Scheider , miembro de la Alta Gerencia de Bosch. "En el año 2016, Bosch habrá fabricado ya diez millones de sensores de radar".