“¿Cajas de cambio automáticas? ¡Pero si no necesitan cambio de aceite!” Este mito sigue estando muy presente y, sin embargo, hace mucho tiempo que se comprobó que no es verdad. El aceite para caja de cambios está sujeto a un proceso de envejecimiento natural; el aceite se gasta y los aditivos se pierden. Por ello, es más importante aún cambiar el aceite: esto previene daños en la caja de cambios, garantiza su funcionamiento y mantiene el confort durante la conducción.

Sin embargo, siguen existiendo muchos interrogantes al respecto. El fabricante Meyle tiene más de 60 juegos de cambio de aceite en su gama de productos, que incluyen todos los componentes necesarios para el cambio de aceite: filtros, juntas, tornillos, tornillos de purga y/o entrada, imanes y, en función de su aplicación, la cantidad necesaria de aceite para la caja de cambios. Esto tranquiliza la mente y el bolsillo de talleres y conductores en igual medida. Con los consejos de Meyle, el cambio de aceite ahora es mucho más sencillo.

  1. Antes de cambiar el aceite de la caja de cambios, lea las indicaciones del fabricante sobre el proceso y respételas en todo caso. Un aceite para caja de cambios inadecuado puede dificultar el cambio de marchas y provocar grandes daños en la caja de cambios.
  2. Antes de cambiar el aceite de la caja de cambios, consulte y guarde la memoria de errores. De este modo, se detectarán previamente posibles daños y se evitarán reparaciones innecesarias.
  3. Levante el vehículo con la plataforma elevadora lo más en horizontal posible. Solo así podrá medirse con precisión el nivel de aceite. 
  4. Compruebe la estanqueidad de las conexiones enchufables del sistema mecatrónico situadas en el exterior. En caso necesario, sustituya la caja del enchufe con junta, apriétela bien con el par de giro indicado o compruebe que el bloqueo del enchufe esté colocado correctamente.
  5. Los tornillos de la bandeja de aceite siempre deben irse renovando. A menudo se montan tornillos de expansión de un solo uso.
  6. Vaciado del convertidor de par. Si es posible, purgue siempre el aceite restante del convertidor de par. Para ello, gire el transformador de par hasta situarlo en la posición correcta. En algunas cajas de cambio, hay que retirar la bomba de aceite adicional para llegar al tornillo de purga del transformador de par.
  7. Llenado del transformador de par. Deje funcionando el motor al ralentí a unas 1500-2000 r. p. m. en la posición N durante 20 s para llenar el transformador de par. Esto también se aplica a las cajas de cambio que no tienen tornillo de purga en el transformador de par.
  8. Temperatura correcta para el aceite de la caja de cambios. El nivel de aceite adecuado solo puede darse si el aceite de la caja de cambios alcanza la temperatura indicada. Las especificaciones del fabricante también deben respetarse estrictamente en este caso.
  9. Restablecimiento de los valores de adaptación. Para algunos vehículos, el fabricante prescribe la adaptación de la caja de cambios tras un cambio de aceite; este se realiza en una instalación de pruebas adecuadas o durante la conducción, siguiendo un menú a través del equipo de diagnóstico.

¿Qué aceite usar en cada caja de cambios? ¿Y cada cuánto tiempo hay que cambiarlo? Meyle ofrece un póster compacto a modo de resumen práctico que se puede descargar aquí. Los Meyle-Kits ahorran tiempo y dinero y transforman las tareas diarias en el taller a más eficientes. Hacen que las tareas diarias de atornillado y reparación sean mucho más sencillas y económicas.