Delphi Technologies ha realizado recientemente una serie de tests para comparar sus pastillas de freno con otras de equipo original y con cuatro de sus principales competidores, montadas en un VW Touareg II V6 TDI, un vehículo de alta gama que comparte plataforma con el Porsche Cayenne y el Audi Q7. Las pastillas de Delphi Technologies superaron a las cuatro marcas del sector de posventa, deteniendo el vehículo antes y con mayor control, incluso a altas temperaturas, con una frenada silenciosa y menos desgaste, demostrando ser unas polivalentes pastillas de freno de altas prestaciones. En pruebas anteriores con un VW Passat 2.0 TSI, se obtuvieron resultados igualmente impresionantes.

“Para nosotros, la seguridad es lo primero”, explica Neil Fryer, vicepresidente global de marketing, productos y estrategia de Delphi Technologies Aftermarket. “Siempre seleccionamos los materiales con las mejores prestaciones de fricción para la aplicación en que vayan a utilizarse. Y para los vehículos de altas prestaciones, esto significa un compuesto de la pastilla capaz de proporcionar un alta y estable coeficiente de frenado para una potencia de frenado y control óptimos, mientras que también soporta la mayor energía generada durante las frenadas a mayor velocidad. Las pruebas han demostrado que, a diferencia de otras marcas, nuestras pastillas proporcionan de manera constante potencias de frenado y control al nivel de los equipos originales, con mínimas pérdidas de potencia”.