Gates presenta una nueva línea de correas de transmisión variable continua (CVT) diseñadas específicamente para soportar la temperatura, la potencia y los entornos de uso de los vehículos todoterreno actuales.

Las correas G-Force RedLine se han diseñado a partir de un compuesto patentado de elastómero de etileno reforzado con fibra, que ofrece la máxima rigidez transversal y una mayor resistencia al calor. Esto permite la recuperación desde temperaturas de hasta 170° C sin pérdida de potencia, el aumento de la vida útil de la correa de hasta el 300% y unas pérdidas de velocidad hasta un 50% inferiores en condiciones de carga y par elevados.

G Force Redline correas gates 2

“Gracias a la ciencia de materiales avanzada y a la tecnología de procesos, hemos creado la última generación de correas de transmisión de potencia para transmisión variable continua (CVT), diseñadas para ofrecer una mayor capacidad de carga, una capacidad de par máximo superior, menos fatiga generada por el calor y una mayor durabilidad”, señala Christian Buhlmann, vicepresidente ejecutivo de la Línea global de productos de Gates.

Además de las ventajas en términos de rendimiento, los elastómeros de etileno son más respetuosos con el medio ambiente y servirán como base para futuros desarrollos de Gates en materia de correas de diferentes tipos. Las correas G-Force RedLine están disponibles a través de los distribuidores de Europa, Oriente Medio y África.