Imprefil Distribuciones incorpora al catálogo de su línea de filtración la serie de filtros GFH para ventilación del cárter para vehículos comerciales, camión, bus y tractor como Iveco, Fiat, Citröen, John Deere, New Holland y Case, entre otras. La compañía distribuye para los mercados de España y Portugal esta línea GFH de filtros para entornos cerrados, como grupos electrógenos o salas de máquinas, donde el gas contaminado cubre y daña los equipos circundantes. La neblina de aceite no controlada también recubre los post-enfriadores y los turbocompresores, lo que reduce la capacidad de enfriamiento y la eficiencia del motor.

Los filtros de ventilación del cárter evitan este problema al eliminar la neblina y la contaminación de los gases de escape. En sistemas cerrados (CCV), el filtro de alta eficiencia GFH evita que se ensucie el turbocompresor y el post-enfriador. En sistemas abiertos (CV), evita la contaminación de los equipos y las paredes circundantes, lo que permite que los gases de escape limpios se ventilen directamente a la atmósfera. Los filtros GFH tienen pestillos de acero inoxidable para el cambio de elementos sin herramientas.

Parker UFI GFH imprefil 2

A pesar de que los sistemas abiertos son aceptables para ciertos motores y situaciones, las preocupaciones ambientales y la legislación para controlar las emisiones del cárter han aumentado significativamente en los últimos años. Las nuevas leyes para reducir aún más las emisiones totales de los motores a menudo hacen que sea necesario cerrar el sistema de ventilación del cárter. En este caso, los gases de escape se dirigen a la entrada del turbocompresor donde pueden quemarse en lugar de contaminar el medio ambiente.

Los filtros de la serie CV (para sistemas abiertos) son separadores de aceite de alta eficiencia, que cuentan con medios de fibra de micro vidrio de carga profunda, que son capaces de coalescer vapor y contaminantes de hasta 0.3 micrones. El aceite filtrado y coalescido resultante se mantiene en una línea de manguera con una válvula de retención hasta que se puede liberar al cárter de aceite a través de una conexión de manguera. Los gases filtrados se liberan a la atmósfera.

Los filtros de la serie CCV (para sistemas cerrados) también utilizan medios de fibra de microvidrio de carga profunda. En estos sistemas, no se permite que los gases de escape se liberen a la atmósfera. En cambio, los gases limpios y filtrados se dirigen de regreso a la entrada del turbocompresor para ser quemados en el motor. Tanto las unidades para sistemas CV como CCV están diseñadas para manejar caudales del cárter de hasta 50cfm (pies3/m - 1,42 m3/m) o más cuando se utilizan varias unidades. Las unidades CCV cuentan con un regulador de presión del cárter único con una válvula de derivación integral. Este regulador protege contra la sobrepresión y la baja presión del cárter, evitando así daños en las juntas y pérdida de aceite.