Imprefil Distribuciones ofrece para España y Portugal la gama completa de filtros Vortex, especialmente pensada para los sectores de vehículo industrial, agricultura, construcción, industria, marina, minería, obra pública, petróleo, gas y generación de energía.

Los filtros Vortex fabricados por Virgis son prefiltros automáticos con salida continua de aire que separan y eliminan la práctica totalidad de partículas en suspensión: polvo, insectos, nieve, arena, chispas, hollín y evita la entrada de agua en el sistema de filtrado de aire. Los prefiltros Vortex prolongan la vida útil del filtro de aire, reducen el consumo de aceite y combustible y prolongan la vida útil del motor.

Vortex CV precleaner

Vortex es un separador centrífugo de efecto turbo. El aire de admisión, prefiltrado por una pantalla especial, pasa al prefiltro Vortex a través de deflectores que lo dirigen hacia su ventilador haciendo que éste gire. La fuerza centrífuga generada por este ventilador separa las partículas del aire, haciéndolas deslizar alrededor del perímetro interior de la cubierta superior y extrayéndolos a través de la ranura del filtro.

Con una restricción inicial baja y sin conexión al escape, elimina más del 87,5% de todas las impurezas gruesas según métrica SAE y más del 99,9% de las partículas más grandes. Entre sus características, Imprefil también destaca el mayor efecto de insonorización en comparación con los prefiltros tradicionales; su ligereza, ya que se puede montar en cualquier filtro de aire; no tiene restricciones de posición (operación tanto horizontal como en vertical); su capacidad para operar en las condiciones climáticas más adversas; y las dimensiones totales reducidas.

Además, la línea Vortex aumenta hasta 12 veces la vida útil del filtro de aire y dispone de salida continua de aire, no tiene bandeja recogepolvo, ahorra en costes de combustible sobre los de mantenimiento e impide el aumento de temperatura del motor.