El Día Mundial del Clima se celebra cada 26 de marzo con el objetivo de generar conciencia y sensibilizar a las personas sobre la importancia e influencia del clima, así como el impacto del cambio climático sobre el hombre. La principal causa del calentamiento global, de la contaminación ambiental y de la afección de la capa de ozono obedece a la elevada concentración de dióxido de carbono en la atmósfera. “Es nuestra obligación estar en continua búsqueda de alternativas sostenible a los modelos actuales de gasolina y diésel”, destacan desde Mann+Hummel Ibérica.

El fabricante apuesta, entre otras soluciones, por la implementación del hidrógeno como método sostenible para generar energía para la propulsión de los automóviles. Una fórmula que, además de contribuir a subsanar el problema de las emisiones de CO2, también se convierte en una de las mejores alternativas a la problemática de la carga de las baterías convencionales actuales.

“Con la pila de combustible de hidrógeno, conseguiríamos reducir las emisiones de los vehículos, a la vez que ayudaría a solventar los inconvenientes que presentan los eléctricos enchufables en cuanto a autonomía y tiempo de recarga”, indican desde la compañía.

Según destaca la compañía, la pila de hidrógeno consiste en un novedoso sistema que hace que el motor genere la propia electricidad que necesita para moverse a través de una reacción entre el aire aspirado de la calle y el hidrógeno almacenado en el depósito. De acuerdo a Mann+Hummel, “tanto la autonomía de cada deposito como el tiempo de repostaje son similares a lo que estamos acostumbrados en un motor térmico”.