Los ingenieros de Metelli han mejorado sus bombas de agua de equipo original. Sus análisis, apoyados por informes de mercado, han revelado que la tapa de plástico original está sujeta a la deformación cuando se expone a altas temperaturas en el interior del motor, lo que causa un daño significativo que da lugar a fugas de refrigerante entre la bomba y la cubierta.

La solución de Metelli es fabricar toda la bomba de agua, incluyendo la cubierta, de aluminio con el fin de garantizar una mayor resistencia a las altas temperaturas. El producto ya está disponible para aplicaciones Audi y Volkswagen, y puede ser instalada en motores 1.8 TFSI y 2.0 TFSI.

La bomba está equipada con un termostato y un sensor de temperatura. Los siguientes códigos son los que ya están disponibles para la venta: Metelli 24-1358 - 24-1359; Graf PA1358 - PA1359; y KWP 101358 - 101359.