En su papel como socio en el desarrollo de motores BMW, el fabricante de bujías NGK está representada con sus productos en muchos de los motores de la marca, entre ellos, el de dos cilindros del i3. Este vehículo eléctrico estará disponible con un motor de dos cilindros opcional, originalmente desarrollado para motocicletas, y que cuenta con la bujía LMAR8AI-8E de NGK.

Como es habitual en las bujías de las motocicletas actuales, dicha bujía es de rosca larga y delgada de paso M10, con un electrodo central con punta de iridio altamente resistente al desgaste, de sólo 0,4 mm de diámetro. Para el uso en el i3, esta bujía contará con una mayor resistencia interna para mejorar su compatibilidad electromagnética.
BMW también presenta su motor actual N20. Con turbocompresor Twin-Scroll e inyección directa de gasolina, es el primer motor turbo de cuatro cilindros del fabricante de automóviles. Ofrece una potencia de 135 kW (184 CV) a 180 kW (245 HP) con una cilindrada de 2,0 litros. Con la referencia SILZKBR8D8S, NGK suministra una bujía exclusiva, delgada de M12 bihex caracterizada por su larga longitud de rosca, punta de iridio y la posición de encendido proyectada.
También cuenta con un electrodo central delgado con punta de iridio y una forma especial para garantizar la óptima distribución del frente de llama en la cámara de combustión. Por otra parte, el electrodo de masa viene con una inserción de platino soldada. Como resultado de estas características, la bujía de encendido proporciona seguridad de encendido durante un largo período de tiempo, debido a que el iridio y el platino son excepcionalmente materiales duros, en los electrodos, la distancia entre estos se mantiene prácticamente sin cambios durante toda la vida de servicio.