NGK, fabricante de bujías, suministra en exclusiva las bujías para el nuevo Maserati Ghibli, que fue revelado oficialmente en el salón del automóvil de Shanghai a principios de este año. El Ghibli es uno de los pilares de la estrategia del fabricante de automóviles con sede en Módena, cuya intención es llegar a vender 50.000 vehículos al año en 2015. Se basa en la plataforma de nuevo Quattroporte del fabricante italiano. NGK ha sido seleccionada como proveedor exclusivo de las bujías para el motor turbo V6 de 3.0 litros de gasolina, presentado en el coche.

El motor está disponible en dos categorías: el primero proporciona 243 kW (330 CV) y permite una velocidad máxima de 263 km/h. Con una aceleración de cero a cien en tan sólo 5,6 segundos. El segundo motor es el más potente, de doble turbo el Ghibli S y viene con 310 kW (410 CV), con una aceleración de cero a cien en sólo 5,0 segundos. Su velocidad máxima está estimada en 285 km/h.
Para estas unidades de alto rendimiento, NGK ha desarrollado la Silkar8C6DG como bujía exclusiva de doble metal precioso, dotada en su electrodo central de de una punta fina de Iridio de 0,6 mm de diámetro y una inserción de platino en el electrodo de masa. Gracias a la utilización de estos metales preciosos, la distancia entre los electrodos de sólo 0,6 mm -lo que asegura un encendido perfecto incluso en los niveles más altos de carga-. Se mantiene prácticamente sin cambios a lo largo de toda la vida útil de 60.000 kilómetros. Además, el electrodo de masa cuenta con bordes afilados para mejorar la accesibilidad de la mezcla y la estabilidad de la combustión, además de un núcleo de cobre, que es capaz de disipar una gran cantidad de calor de la cámara de combustión para nivelar la alta carga térmica del motor.