Desde enero de 2020, el Grupo Volkswagen recomienda el uso del grado SAE 0W-30 para su especificación 504.00+507.00, argumentando que la viscosidad 0W ofrece ventajas sobre la 5W en lo que respecta al comportamiento a bajas temperaturas. Eni responde a esta recomendación con el lubricante i-Sint tech VK 0W-30, de fórmula avanzada 'top synthetic', diseñado para uso en turismos gasolina y diésel del Grupo Volkswagen.

Como su homólogo Eni i-Sint 5W-30, este nuevo producto garantiza los mismos intervalos prolongados de cambio de aceite de acuerdo a los requisitos de la especificación LongLife III de VW 504.00+507.00 (30.000 km para los motores de gasolina y 50.000 km para los motores diésel, o un máximo de dos años de intervalo de tiempo).

El lubricante tiene un bajo contenido de cenizas sulfatadas, fósforo y azufre, que le hacen compatible con los filtros de partículas. Como novedad, su grado de viscosidad hace que el producto sea particularmente fluido a bajas temperaturas, favoreciendo los arranques en frío y colaborando a la economía de combustible. La presencia de bases tipo PAO (poli-alfa-olefina) garantizan al producto una gran estabilidad termo-oxidativa.

El desarrollo de la nueva especificación LongLife IV VW 508.00+509.00, con viscosidad 0W-20, está en línea con la estrategia de todos los fabricantes: reducir las emisiones de CO2 mediante un calentamiento más rápido del motor desde el arranque en frío y una menor viscosidad de bombeo, manteniendo al mismo tiempo los motores lubricados con el aceite más adecuado.

Desde 2018, la marca Audi ya empezó a preconizar la especificación LongLife IV en los primeros cambios de aceite. Desde mayo de 2021, las marcas Volkswagen, SEAT y Škoda establecerán también como obligatorio el uso del mismo estándar de aceite utilizado en el primer llenado, para las operaciones de mantenimiento que incluyan el cambio de lubricantes, es decir, LongLife IV: Norma VW 508.00+509.00 -Viscosidad 0W-20 y LongLife III: Norma VW 504.00+507.00 -Viscosidad 0W-30.