Bardahl recuerda la importancia de realizar un correcto mantenimiento del sistema de climatización. Para ello, cuentan con dos productos, 4334 Bardahl Air Conditioning, un desinfectante para el sistema y 4336 Bardahl Purificador del Habitáculo. Ambos productos cumplen con las normativas bactericida (EN1276), fungicida (EN1650) y elimina-virus (EN14476).

El 4334 Bardahl Air Conditioning purifica el sistema de aire, desinfecta todo el sistema, elimina los malos olores, protege el evaporador y el radiador contra la corrosión y deja un olor agradable. Para su aplicación, basta con retirar el filtro de polen y cerrar el compartimento del filtro, apagar el aire acondicionado y ajustar la temperatura al mínimo. A continuación, ajustar la ventilación a la posición media y “aire exterior”, abrir todos los respiraderos y cerrar las puertas del vehículo. Apagar el motor y dejar que el producto actúe durante dos minutos. Repetir la operación hasta el consumo completo del aerosol y ventilar el vehículo durante un mínimo de 20 minutos. En Bardahl aconsejan repetir el tratamiento una vez al año.

Por su parte, 4336 Bardahl Purificador del Habitáculo destaca por desinfectar las superficies y purificar el aire en el habitáculo, eliminando los malos olores (humo de cigarrillo, mascotas, alimentos,...) y dejando un olor agradable. Para su utilización, primero hay que aspirar y desinfectar las superficies, cerrar las ventanas y abrir los conductos de ventilación, encender el motor, apagar el aire acondicionado y ajustar el sistema de calefacción al máximo frío, ajustar la ventilación a la posición media y el control de reciclaje de aire en modo “on”, agitar fuertemente el envase, pulsar y mantener el pulverizador, abrir ligeramente la puerta en el lado del pasajero y pasar el brazo a través del compartimento de pasajeros. Hay que pulverizar todo el aerosol hacia arriba, esparciendo el producto uniformemente en el compartimento de pasajeros, sin rociar directamente las pantallas LCD, dejar actuar durante 15 minutos y ventilar bien.