Los compradores de la nueva berlina totalmente eléctrica Polestar 2 tendrán la posibilidad de equipar sus vehículos con dos de las tecnologías de rendimiento de conducción más avanzadas de DRiV: amortiguadores y struts de Monroe RideRefine equipados con la válvula de amortiguación RC1 dependiente de la frecuencia y un paquete de rendimiento opcional con amortiguadores ajustables de válvula de doble flujo (DFV) de Ӧhlins.

La nueva berlina eléctrica Polestar 2 es el primer modelo totalmente eléctrico de la marca de coches eléctricos de alto rendimiento perteneciente al grupo formado por Volvo Car Group y Zhejiang Geely Holding, comenzará su producción a principios de 2020 en Luqiao (China). “Se trata de un vehículo de altas prestaciones con requisitos únicos en cuanto a agilidad de conducción y confort”, afirma Nik Endrud, vicepresidente del grupo y director general de DRiV Ride Control. “Al confiar exclusivamente en las últimas tecnologías de rendimiento de DRiV, el equipo de ingeniería del Polestar 2 se ha asegurado de que cada versión de este nuevo e impresionante vehículo ofrezca una experiencia de conducción emocionante y enormemente placentera”.

El paquete de rendimiento estándar del Polestar 2 incluirá amortiguadores equipados con la válvula RC1 de Monroe RideRefine, que funciona en conjunto con las válvulas principales de los amortiguadores para ofrecer una experiencia de conducción altamente sofisticada en vehículos de lujo, deportivos y todoterreno. La válvula RC1 utiliza tecnología de amortiguación dependiente de la frecuencia para suavizar los movimientos de alta frecuencia que se producen en las ruedas debido al mal estado de las carreteras. Esto reduce el movimiento y el ruido de la carrocería del vehículo para obtener una conducción más cómoda sin comprometer el agarre de las llantas, la conducción y la respuesta directa de la dirección. La válvula adicional se puede ajustar para satisfacer la experiencia de conducción deseada por el fabricante para cada vehículo.

Los amortiguadores DFV de Ӧhlins incluidos en el paquete de prestaciones opcional del Polestar 2 permitirán a sus propietarios adaptar la amortiguación del chasis y la calidad de la conducción a las condiciones de la carretera, al estilo de conducción así como a otras variables.