Tenneco y Sturman Industries han anunciado hoy un acuerdo mediante el cual Tenneco ha adquirido los derechos exclusivos de la tecnología de válvula digital utilizada en los productos de suspensión DRiV de la compañía, cuya licencia pertenecía hasta la fecha a Sturman. El DRiV es un sistema de suspensión diseñado por Tenneco que incluye amortiguadores electrónicos con válvulas hidráulicas para su uso en aplicaciones de amortiguación para automóviles, vehículos industriales ligeros y pesados, así como maquinaria y locomotoras, entre otros tipos de vehículos.

"DRiV es un segmento muy interesante dentro de la cartera de productos de tecnologías de suspensión de Tenneco", ha declarado Tim Jackson, Director de Tecnología de Tenneco. "La tecnología avanzada de la válvula digital, que es ahora más asequible, ayuda a que los beneficios de la suspensión electrónica lleguen a una amplia variedad de aplicaciones, incluyendo los modelos de vehículos correspondientes a los segmentos B y C, lo que representa más del 50% de los vehículos y turismos fabricados al año".
Los sistemas de suspensión electrónica proporcionan la combinación ideal de confort y conducción al ajustar continuamente los amortiguadores del vehículo en base a las condiciones de la carretera y la dinámica del vehículo, como velocidad, curvas y maniobras del conductor. DRiV ofrece muchos de los beneficios de los amortiguadores ajustables sin que se requiera una unidad de control electrónica (ECU) externa dedicada. El sistema incluye una válvula interna con la electrónica integrada en el amortiguador, ofreciendo una solución compacta, ligera y de bajo consumo.