La 'I Carrera Solidaria Bridgestone' reunió el pasado domingo a 350 corredores que han recorrido un circuito que transcurría desde la fábrica de neumáticos hasta el polideportivo Artunduaga de Basauri (Vizcaya), con el objetivo de recaudar fondos en favor de Gaizka Hernández, un niño que padece el síndrome de Angelman.

 

El primero en llegar a la meta fue el atleta José Ángel Cantero de Llodio, mientras que en la categoría de veteranos el triunfo recayó en Javier Pérez (Leioa). La basauritarra Ainhoa Garnika hizo lo propio en la categoría de féminas. Por su parte, el primer niño que cruzó la línea de meta fue Unai Nieto y la primera niña Maitane Rabano.

Los padres de Gaizka, que se mostraron muy satisfechos con esta iniciativa, recibirán próximamente un talón con lo recaudado. En la entrega de premios estuvieron presentes el director de la planta de Bridgestone en Basauri, Gorka Díez; el responsable de Recursos Humanos, Aitor Agüero, y el alcalde de Basauri en funciones, Andoni Busquet.