Engar nació en 1956 y durante muchos años fue distribuidor en España de la marca de frenos Garnecto, que posteriormente sería adquirida por la multinacional Federal Mogul.

Después de la muerte del fundador y de su hijo, la sociedad se repartió entre los trabajadores, dando lugar a varias empresas unidas con un objetivo común: dar el mejor servicio a sus clientes.

En breve, Engar cumplirá 63 años, manteniendo cuatro puntos de venta: dos en Barcelona -Ca n’Oliva 70 y las nuevas instalaciones de la calle Diputació 382-, Lleida capital y Castellón, este último especializado, únicamente, en vehículo industrial. Y qué mejor manera de celebrarlo que haciendo llegar a sus clientes la posibilidad de disfrutar de las ventajas de El Recambiazo de ASER.