Dunlop, la marca de neumáticos oficial de las categorías Moto2 y Moto3, logró un nuevo hito en el mundo de la competición, al conseguir que más del 10% de los espectadores que acudieron al último Gran Premio se etiquetaran en la primera Fan Pic de la historia de MotoGP.

 

Los apasionados del mundo del motor que acudieron a la última carrera del Campeonato del Mundo del Motociclismo tuvieron la oportunidad de buscarse en la Fan Pic, etiquetarse y compartir con sus amigos y familiares a través de las redes sociales un momento histórico en el mundo del motor. No sólo eso, sino que también pudieron participar en un concurso en el que Dunlop sorteaba una Yamaha MT07 con neumáticos Dunlop SportSmart2.

El premio recayó en manos de María Ángeles Martínez, una de las participantes, residente en Castellón, que se etiquetó y compartió la imagen en súper alta resolución y que, además, respondió a la pregunta que la marca de neumáticos lanzaba relacionada con el mayor logro en competición de Dunlop en sus 125 años de historia.

La ganadora fue elegida por un jurado compuesto por los principales responsables de las divisiones de Goodyear Dunlop Iberia y también contó con la presencia de expertos en el mundo del motor, como James Bailey, Director de Comunicación y Marketing de Dunlop Motosport EMEA; Hugues Despres, Director de Marketing de Goodyear Dunlop Iberia; Mitch Peeters, Director General de Goodyear Dunlop Iberia; o Gonzalo Gobert, Director General del Circuit de Valencia.

Despres indicó que "es la primera vez que se realiza una acción de esta magnitud en MotoGP y muestra el compromiso que Dunlop tiene con la competición más allá de la pista".

Asimismo resaltó que "este tipo de eventos nos abren un mundo de posibilidades a la hora de interactuar con los miles de aficionados que llenan las gradas de cada Gran Premio que se disputa en España".

"De cara a la próxima temporada ya estamos trabajando en nuevas e innovadoras ideas que seguro gustaran a todos los que como nosotros, llevan la competición en las venas", concluyó.