Según Anfac, la resolución de la CNMC sobre la propuesta de sanción a determinadas marcas de automóviles, no puede empañar un hecho incuestionable: España es uno de los mercados más competitivos de Europa. ¿Por qué? Hasta 15 razones apuntan a que el consumidor española se beneficia de un mercado altamente competido.

 

1.- En el mercado español existen más de 50 marcas y una oferta de 11 a 14 modelos por cada marca generalista.
2.- Ninguna marca tiene una cuota superior al 10% en España.
3.- En España hay 10 marcas con cuotas entre el 4% y el 10%.
4.- La cuota agregada de las diez primeras marcas no alcanza el 70% del mercado español.
5.- En países de nuestro entorno, el top-10 excede del 75%.
6.- La marca líder en estos países sobrepasa el 20% de cuota.
7.- El conjunto de marcas nacionales se sitúa cerca del 50% en Francia y 70% en Alemania.
8.- España es el mercado europeo comercialmente más agresivo con un nivel de descuento un 63% superior al de la media europea. Los descuentos rondan los 5.000 euros, a los que hay que sumar las rebajas que se producen en la financiación, talleres, etc.
9.- En términos reales, según el INE (Instituto Nacional de Estadística), el precio de los coches en España se ha abaratado un 15% en los últimos 6 años.
10.- Un coche que costara 17.000 euros en 2007, hoy costaría poco más de 14.000.
11.- Coches a menor precio y con más equipamiento de seguridad y medio ambiente.
12.- El 90% del mercado de la telefonía se concentra en 3 operadores. Ninguna marca de automóviles tiene en España una cuota superior al 10%.
13.- Informe OCU. Según la OCU: "Los precios de los automóviles nuevos son definitivamente libres". Según este mismo Estudio, el consumidor puede encontrar descuentos de hasta 5.800 euroa con una diferencia en el precio del vehículo de entre un 25 y un 30%.
14.- Mientras que en la compra de un automóvil, el consumidor puede encontrar variaciones de precio de entre un 25 y un 30%, en otros productos apenas llegan al 8%.
15.- En productos como los electrodomésticos, la variación apenas alcanza el 4%, productos electrónicos, apenas el 6%, hoteles el 2% o juguetes el 8%.
"Sin entrar en el fondo de los expedientes incoados que Anfac desconoce, estos datos ponen de relieve la enorme competencia que existe en el sector del automóvil en España", explican.