La producción de vehículos encadena cinco meses de crecimiento consecutivo, después de registrar en agosto un aumento del 13,19%, con 61.538 unidades. El conjunto del año enero-agosto acumula un crecimiento del 7,13%, con un total de 1.428.020 unidades producidas, cerca del objetivo de alcanzar 2,2 millones de vehículos a final de año.

Las mejoras en competitividad, infraestructuras y la búsqueda de nuevos mercados de exportación han sido los principales elementos para que los inversores asignen nuevos modelos a las fábricas españolas. Esto ha provocado una mayor carga de trabajo a las cadenas de producción.

Por segmentos, los turismos registran tasas positivas, con un 15% y 51.884 unidades. En el conjunto del año crece un 10,16% gracias a sus 1.147.993 vehículos producidos. En el caso de los vehículos industriales siguen la tendencia positiva del segmento anterior.

El gran abanico de países exportadores está siendo, sin duda, el mejor aliado para el crecimiento en la fabricación de vehículos. Indicar que durante el mes de agosto España exportó casi un 14% más que el año anterior, con 60.659 unidades.

Del mismo modo, el periodo enero-agosto registró un aumento del 7,78% con 1.242.596 unidades exportadas, el 87% de los vehículos fabricados.