El presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam), Juan Antonio Sánchez Torres, afirmó que una nueva edición del Pive evitará que el mercado se "frene en seco" rompiendo la tendencia positiva de las ventas, que acumulan 20 meses consecutivos de subidas.

Gracias a la continuidad de este plan, los vendedores estiman que el mercado de nuevos crezca este ejercicio del orden del 10%, hasta situarse en el entorno de las 940.000 unidades, cada vez más cerca de la barrera psicológica del millón.
Ganvam valoró el apoyo que el Ejecutivo está brindando al sector automoción tras la confirmación por parte del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que habrá una nueva edición del programa, que se aprobará en el Consejo de Ministros del próximo viernes.
Para los vendedores, la corrección al alza de las previsiones de crecimiento económico para España en 2015 son una buena muestra que la mejora de la actividad está cada vez más cerca, pero las últimas cifras de matriculaciones - que crecieron poco más del 3% en abril debido a que el Pive 7 sólo cubrió diez días del mes - demuestran que la demanda interna es todavía débil y será este programa el que actúe como resorte para mantener el mercado a flote.
Según el presidente de Ganvam, aunque estos programas de ayuda al comprador podrían alargarse indefinidamente porque no son un gasto para el estado sino una inversión rentable, pues se recupera más del doble de lo invertido vía impuestos, no pedimos un sector incentivado de forma permanente, ni mucho menos. Sólo hasta que la economía se normalice.
"Es cierto que poco a poco el consumo va remontando y la confianza se recupera, pero los compradores necesitan todavía de estas ayudas directas como aliciente para la compra de un bien necesario para su movilidad", apuntó a continuación.