El precio medio del vehículo de ocasión repuntó un 1,5% en febrero, hasta alcanzar los 12.524 euros impulsado por el aumento de la demanda, que un mes más evidencia como el usado gana enteros como alternativa real de movilidad para muchos españoles.

Ya la venta online - a la que accede el 74% de los compradores - aumentó su demanda en un 6,8% en el último mes, revela el 'Observatorio Europeo de Precios' de la plataforma internacional AutoScout24.

De esta forma, el precio de los usados recupera posiciones tras la caída del 2,2% experimentada en febrero de 2013, animado por el buen momento que atraviesan los vehículos de ocasión que, según los datos de Ganvam, acumulan un incremento del 18,2% hasta febrero, con 296.072 unidades.

AutoScout 24 explica cómo este repunte de los precios del VO se ha extendido a prácticamente todos los segmentos de vehículos usados, siendo más evidente en los turismos de tamaño medio-grande, mediano y en los coches de gama alta.

Aumentó asimismo el interés por la compra de coches medianos, berlinas y turismos pequeños por "causas de fuerza mayor" o practicidad frente a una larga coyuntura que está llevando a muchos a optar por coches pequeños, más baratos y asequibles para entornos urbanos con consumos también más reducidos.

El director general de AutoScout24 España, Gerardo Cabañas, cree que "la búsqueda de vehículos a través del escaparate online seguirá creciendo e influyendo en los precios".

"Sin ir más lejos, el hecho de que seis de cada diez usuarios móviles cuente con un smartphone o tableta hace que aumenten las posibilidades de acceso a Internet y, por supuesto, de búsqueda de coche a través de estos aparatos electrónicos de última generación", se congratula seguidamente.

En palabras de AutoScout24, a la subida del precio en febrero también contribuyó el ligero rejuvenecimiento de los usados, especialmente en los vehículos más demandados, como son las berlinas y los turismos de tamaño medio, que han pasado de una edad media de 6 y 7,1 años, respectivamente, a 5,9 y 6,8 años.

Sin embargo, pese al descenso de la edad de los usados, el parque automovilístico todavía arrastra un grave problema de envejecimiento, pues casi la mitad tiene más de diez años. Recordemos, de hecho, que estos vehículos, también llamados 'mileuristas', se han convertido en la primera opción de compra de muchos conductores para resolver sus problemas de movilidad a un precio muy asequible.