La venta y reparación de vehículos fue la actividad comercial que sufrió un mayor descenso de negocio y volumen de empleo durante el pasado ejercicio, reveló la Encuesta Anual de Comercio que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Así, la facturación de las empresas de venta y reparación de vehículos se situó en 2012 en 54.800 millones de euros, representando una caída del 16,6% en comparación con el año precedente.

Por áreas de negocio, la venta de vehículos a motor generó el pasado curso una cifra de negocio de 34.911 millones de euros, un 20,6% menos, mientras que el descenso en el mantenimiento y reparación fue del 7,8%, con 8.816 millones de euros.

De igual modo, el comercio de repuestos y accesorios de vehículos facturó 9.782 millones de euros, un 9,8% menos, al tiempo que la venta y mantenimiento de motocicletas y sus recambios bajó un 0,9%, hasta 1.292 millones de euros.

En cuanto al empleo, el sector de venta y reparación de vehículos contaba en 2012 con una plantilla media de 286.865 trabajadores, cifra inferior en un 4,9% a la contabilizada en 2011.

La mayor destrucción de empleo se centró en los centros de venta de vehículos, con una disminución del 9,2%, hasta 94.227 empleados. Señalar que el mayor número de trabajadores, 135.509 personas, correspondía a los talleres de mantenimiento y reparación, un 3,1% menos.