Las matriculaciones de automóviles en Europa alcanzaron los 8,14 millones de unidades en los ocho primeros meses del año, con un descenso del 5,2% respecto al mismo período de 2012, según la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (Acea).

Las ventas de coches en Europa se vieron lastradas por los grandes mercados, que cerraron los ocho primeros meses con caídas, a excepción de Reino Unido, que creció un 10,44%. Así, las matriculaciones bajaron un 3,6% en España, un 6,6% en Alemania, un 9% en Italia y un 9,8% en Francia.

Por su parte, la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles (Anfac) destacó  que España registró un mejor comportamiento que el conjunto del mercado europeo gracias al Plan PIVE, al tiempo que el consumo interno aún no da muestras de recuperación.

Durante el pasado mes de agosto, las ventas de turismos y todoterrenos en Europa sumaron 686.957 unidades, lo que se traduce en una disminución del 4,9% en relación al pasado ejercicio.

La evolución de los grandes mercados también marcó el resultado de agosto, con caídas del 5,5% en Alemania, 6,6% en Italia, 10,5% en Francia y 18,3% en España. Reino Unido continuó su tendencia positiva, con un crecimiento del 10,9%.

De la misma forma, en julio de 2013 el mercado europeo logró un crecimiento del 5% en relación con el mismo mes de 2012. Las ventas subieron un 0,9% en Francia, un 2,1% en Alemania, un 12,7% en Reino Unido y un 14,9% en España. Italia, en cambio, bajó un 1,6%.